Heidi Montag (The Hills) y su muñeco de torta novio Spercer Pratt fueron homenajeados (o burlados, depende desde qué ángulo se mire) inmortalizando sus rostros en un muro de un restaurant ( el Cut de Wolfgang Puck, por si les interesa saber, para no ir). Por qué el homenaje? Ni idea! Tal vez por ser … no, no tengo idea, la verdad. Las caras de estos dos están tan editadas que ni parecen ellos. Se imaginan comer en un sitio y que esos dos rostros te estén mirando fijamente? mínimo me da una embolia. Lo más funny del asunto es que la parejita expresó sentirse mejor que si hubiesen ganado un Oscar. WTF? Qué tiene que ver los pelos del cangrejo con la luna? Definitivamente esta pareja se lleva el título de la más plástica y ridícula de Hollywood. Heidi Montag and her cake doll Spencer Pratt were ‘honored’ immortalizing their plastic faces on the wall  of Wolfgang Puck’s restaurant, “Cut” on Friday. Why? I don’t have any idea! Can you imagine the picture? You eating on a restaurant and Heidi looking at you… puke!

DListed