Christina Aguilera y su hijo Max Bratman fueron fotografiados en una venta de calabazas en West Hollywood comprando para Halloween. Chris iba acompañada de su novio Matt Rutler. Christina ha sido duramente criticada por su evidente aumento de peso, más notable en su presentación en el concierto tributo a Michael Jackson. Well,  tal vez todo esto del divorcio, la presión de los medios la está estresando.  Max está grande, es idéntico a su padre pero cute.

Christina Aguilera con su baby Max en West Hollywood

(14/10/2011)

Fame Pictures