Katy Perry estaba preocupada de hacer molestar a sus religiosos padres. Resulta que ella quería que Russell introdujera el divorcio porque no quería hacer enojar a sus padres, dicen fuentes cercanas a la pareja a TMZ. Se dijo que Katy y Russell sabían que la relación estaba mal desde hacía meses atrás, pero no querían rendirse sin hacer algún esfuerzo. Pero nada resultó. Ambos se sentían que no estaban bien, y habían hablado sobre el divorcio semanas atrás, pero no querían estar en la ciudad cuando introdujeran los papeles, así que él se fue a Inglaterra y ella a Hawaii. Ya que los padres de Katy son Evangélicos Cristianos, ella no quería ser la que oficialmente terminara el matrimonio, ya que ella fue criada con el concepto de que el divrocio está mal (Puleeease!). Luego de introducir el divorcio, Russell dijo en un comunicado que permanecerían como amigos. Right!

Katy promocionando su fragancia "Meow!" en  The Grove in Los Angeles, California 
(14/12/11)
Fame Pictures