Demi Moore ha ingresado a rehabilitación en el ultra-posh Cirque Lodge en Sundance, Utah. Una fuente dijo a E! que Moore entró al centro una semana después de su hospitalización el 23 de Enero, luego de sufrir un ataque durante una fiesta en su casa de Benedict Canyon en L.A. “Está completamente aislada y solo habla con un pequeño grupo de personas”, la fuente en rehab comentó, añadiendo que la actriz de 49 años está siendo tratada por desórdenes alimenticios y problemas de adicción. Demi Moore, dias después de su hospitalización fue enfrentada por toda su familia, quienes le pidieron que ingresara a rehabilitación “fue claro para ella que su manera de lidiar con el stress no estaba funcionando y necesitaba más ayuda”, dijo la fuente. So, a pesar de las especulaciones de que Bruce Willis y Ashton Kutcher visitaron a Demi en su residencia la semana pasada, Demi estaba en Utah. Esperemos se recupere pronto. Go Demi!

Demi Moore ingresó a rehab una semana después de su incidente