Jessica Simpson dijo quería quedar como Jessica Alba luego del embarazo. Pero una cosa es lo que uno quiere y otra la realidad, right? Dicen que es mejor no revelar ciertas cosas al público, pues ahora todos se rien de Jessica porque quedó como la Alba… pero repetida diez veces.  Según un reciente reporte, la mami de Maxwell Drew Johnson – quien subió muchísimo de peso en el embarazo – está perdiendo solo 450 gramos a la semana. “Ella no está tratando de perder 5 kilos a la semana ni nada parecido. Ella quiere hacerlo a  su propio ritmo y asegurarse de que sea sanamente”. Jessica va al gym frecuentemente con el trainer Harley Paternak, y es muy dedicada, dice la fuente. “Su meta ahora mismo es perder 450 g (1 libra) a la semana, y el programa de Harley la tiene en esa agenda, dice el ‘amigo’. Woow! 450 gramos a la semana no está mal, pero para ella que tiene un contrato con Weight Watchers es muy poco, claro, ya la compañia se aseguró de decir que no le tienen fecha tope a Jessica para adelgazar… Y es que a ese paso, será dentro de mucho que la veremos con 20 kilos menos. No debió aceptar ningún contrato y quedarse ‘feliz’ como estaba. Disfrutar de la maternidad y entrenarse sin estrés. Jessica siempre tuvo tendencia a ser gruesa, y con todo lo que subió en el embarazo, tomando en cuenta que ya estaba pesada, debe ser una pesadilla… Además con los medios encima de ella, los paps tomando cada paso que da… Ánimo Jess!