Lindsay Lohan es ahora sospechosa formal en el robo de $100,000 dolaretos en lentes y relojes ocurrido en una residencia en Hollywood Hills donde ella pasó la noche. Según el reporte de TMZ, Lindsay estuvo en la mansión de Sam Magid en Hollywood Hills hace una semana, cuando Sam llamó a la policia y reportó un robo de joyas. Se dijo que Lindsay había estado en la casa varias veces, incluyendo esa noche donde hubo una fiesta el domingo de la semana pasada. Las fuerzas policiales dijeron… que Lindsay y su asistente Gavin Doyle son sospechosos del robo. Well, este es el giro que dio la historia… Sam (el dueño de la mansión) se retractó con su historia y ahora dice que nada fue robado. Pero las fuentes dicen al website que la policia no cerrará el caso porque creen tener testigos independientes que pueden acusar a la Lohan y a Gavin como los ladrones. OMG!!!  Fuentes dijeron que los detectives de LAPD contactaron a los abogados de Lindsay y Gavin pidiendo una entrevista (eso fue ayer) con ambos sospechosos pero los abogados se negaron. No se sabe por qué Sam cambio su historia. Un detalle final. Esto significa malas noticias para Linnocent porque ella está en libertad condicional por el caso del robo del collar en la joyería de Venice. Podría ir a la carcel si viola la libertad condicional robando más joyas… Aunque con su talento, tal vez le robe la idea al juez. Geez! Definitivamente… Dejar a Lindsay en una casa llena de joyas en como dejar a un muerto de hambre en una pastelería…

Más chismes!