A Lindsay le pasó como el cuento del pastorcito mentiroso… El Lobo, el lobo!! Cuando finalmente vino el lobo, nadie  le creyó. Lindsay Lohan no está mintiendo esta vez, y según Pagesix, ella ha prometido tomar venganza con el chico este que ella acusó de ahorcarla en el W Hotel en Park Avenue South temprano en la mañana del domingo. “Él no se va a escapar de esta,” dijo a Pagesix luego que la policía optara por no procesar a Christian LaBella, luego de la pelea que tuvieron por unas fotos que él -supuestamente- tomó con su celular durante una salida nocturna en la ciudad. Lohan ha dicho sobre el incidente, “Estoy en shock y fue una situación aterradora”. Fuentes dijeron a la columna que Lilo le está pidiendo a los testigos que testifiquen ante la policia. Mientras tanto, LaBella ha estado temiendo por su trabajo como ayudante del Congresista de Illinois, John Shimkus. El tío del chico dijo: “Él no merece esto. Es increíble que su madre dijera, ‘Gracias a Dios no tiene un arma’ – por supuesto no tenía un arma. Él es un buen muchacho, ha trabajado con dos congresistas. Fue a New York por el fin de semana. espero no le cueste el trabajo a mi hijo. Está muy sorprendido en como los medios han torcido su historia.”  Y es que acaso trabajar para dos congresistas le hace buena persona? … Es extraña toda esta historia. Si los amigos de Lilo testifican ya sería otra cosa, pero qué fotografió/grabó este chico con su celular que provocó semejante rollo?