Recuerdan al Sam Lufti, el amigo de Britney Spears cuando enloqueció? Well, este sujeto está demandándola por incumplimiento de contrato, al padre por atacarlo y a la madre de la cantante por difamación – cargos que la familia niega. Well, el juicio está en progreso y Lufti dijo al jurado este martes que Britney tuvo una recaída en las drogas en septiembre del 2007  y fue tanto que pasó toda la noche en su auto, en el estacionameinto de un salón de bronceado. De acuerdo al reporte de NYDailyNews, Lufti testificó en la corte: “Britney me llamó desde su auto y me pidió que volviera a ser su mánager y que la ayudara a dejar las drogas”, describiendo una supuesta conversación el 1ro de Octubre del 2007. “Ella estaba en un auto estacionado detrás de un salón de bronceado”, dijo. “Ella dijo que había estado estacionada allí toda la noche.”

Lufti está demandando a Britney por incumplimiento de contrato, al padre de ella por ataque físico y a la mamá por difamación, todos niegan los cargos. La madre de Britney lo llamó “Svengali” y “depredador” en su libro “Through the Storm” diciendo que volvió a Britney drogadicta en los 7 meses de amistad, dañó sus autos y le cortó el acceso telefónico antes de su famosa crisis y las constantes visitas a los siquiátricos a comienzos del 2008. Lufti subió al estrado por primera vez este martes y describió a Britney como una adicta solitaria separada de su familia y antiguos responsables – quienes le ofrecieron el 15% de sus ingresos de $800,000 mensuales, para que fuese su mánager.

Él testificó que trajo sabuesos rastreadores de drogas a la mansión de Brit, el 13 de junio del 2007, a pesar de que la cantante llamó a esto ‘raro’ y le dijo que no iba a encontrar nada. Los perros consiguieron una bolsita de polvo blanco que Lufti tiró por el inodoro, dijo. El abogado de Sam dijo antes a los jurados que ese polvo blanco era metanfetaminas y que una vez Brit se tomó 30 pastillas de metanfetaminas prescritas en un lapso de 36 horas. “Ella me dijo que quería dejarlas pero que le costaba mucho”, dijo Lufti este martes. “Britney estuvo envuelta en una terrible batalla legal por la custodia de los niños. Ella me dijo que alguien le había comentado que podían tomar su cabello y hacer pruebas científicas para saber si usaba drogas, así que ella se rapó la cabeza.”

Lufti – quien ahora es co-manager de la cantante de Hole, Courtney Love (OMG!!LMAO!) dijo que él trató de reunir a Britney con sus padres y relanzar su carrera durante meses de servicio en los cuales no recibió ni un centavo.  Incluso se jactó diciendo que él organizó una reunión con los paparazzi que acosaban a Brit para que así la conocieran como ser humano y simpatizaran con ella. El padre de Britney estaba encorvado riendo en la segunda fila cuando Lufti afirmó que ayudó a la cantante a tomar decisiones que la llevaron a su exitosa gira mundial “Circus”.  Lufti dijo que conoció a Britney en un nightclub en la primavera del 2007 cuando ella se le acercó para pedirle su sombrero. Él dijo que se negó, y así Britney se interesó. “A ella le gustó eso”, dijo él. “Me dijo que no le decían no muy seguido, así que eso fue de alguna manera refrescante, escuchar un no por una vez.”

Los padres de Britney han estado en una batalla legal con Sam Lufti desde el 2008, luego que la cantante se encerrara en un baño con su hijo menor, lo que provocó que llegara la policía y su primer ingreso involuntario al psiquiátrico en el Cedars Sinai Medical Center. Los padres de Spears realizaron una intervención que la llevó por segunda vez a  que la internaran en un psiquiatrico, unas semanas después una corte ordenó una tutela judicial y una orden de restricción en contra de Lufti.  El martes, la Juez de la Corte Suzanne Bruguera negó a Sam Lufti la admisión de los registros médicos de Britney en su segunda estadía en la unidad neuropsiquiátrica.

Geeez!!! Leer todo esto me trajo recuerdos de aquella locura, me imagino a los padres de Britney reviviendo todo aquello… y a Britney. Sam no fue una buena influencia para Britney, ella ya tenía problemas… recuerdan todo lo que hacía para llamar la atención? El juicio es porque Sam afirma que nunca le pagaron, que él merecía un pago por ser el mánager de Brit. El punto es que no hay ningún documento. Ellos solo eran ‘amigos’. Está demandado al padre de Britney porque lo agredió físicamente y a la madre porque lo difamó en el libro que escribió.

Para los que quieran volver a leer esos terribles titulares de cuando Brit se volvió coo coo… aquí van: