La portada de Us Weekly tiene a Jessica Simpson y su historia de como perdió 60 lbs (27 kg) en 5 meses de la manera saludable. Según la revista, Jess ignora a los que la molestaron y acosaron por el peso ganado en el embarazo y dice “No soy una supermodelo”.  De acuerdo al reporte, después de ganar 70 lbs durante su embarazo, Simpson – muy criticada por sus subidas y bajas de peso en el pasado -está adelgazando gracias al Weight Watchers PointsPlus program y a un entrenamiento cuantro veces a la semana con el entrenador de celeb, Harley Pasternak. En el preview de este reporte, solo citan al entrenador de Jessica, y este dice que ella quiere hacer esto de una manera saludable y más realística. Además citan a Jess diciendo (recientemente, no en esta entrevista) “Mi cuerpo no está volviendose como de supermodleo. Solo soy una mujer normal.” En la portada colocan una foto de rostro de Jess y una pic pequeñita de cuerpo entero… Anyways, que se tome su tiempo, disfrute a su baby y que no le haga caso a los haters. Total es su cuerpo y Weight Watchers igual le pagará, right? Hay un detalle que sí, digamos, llama la atención dicen que Jessica  subió 70 lbs (31 kg) en el embarazo… ok!