Lindsay Lohan se quedó sin publicista. Steve Honig, el publicista de Lilo, quien ha dado la cara en cada desastre de la actriz, renunció. De acuerdo al reporte de E! News, “Él renunció como el publicista de Lindsay el miércoles en la noche”, dijo una fuente a E! Honig no dijo el motivo de su renuncia, y solo dijo “No voy a discutir esto por respeto a mi cliente”. Steve Honig tuvo que lidiar mucho con las ‘travesuras’ de la Lohan, entre ellas cuando se desmayó en el hotel, al chocar su vehículo contra un camión, destrozar el trailer de Liz Taylor, enredada en el robo de unas joyas, cuando fue vetada del hotel, al ser arrestada por arrollar a un peatón, la pelea con su madre y la llamada al 911, la pelea después con su padre y finalmente, enfrentar la fallida ‘intervención’ planeada por el padre de Linds, Michael. De hecho TMZ reporta que fue por culpa de este último evento que el publicista renunció. El website afirma que Honig tiró la toalla por la tensión con el padre de Lilo. Michael Lohan dijo a TMZ que él había planeado la intervención con Steve. Pero el publicista emitió un comunicado negando que tuviese algo que ver con eso. El padre de Linds, se enfureció por el comunicado y le llamó “maldito mentiroso”  (well, dijo f****** mentiroso) en un mensaje de texto. Por este motivo Steve decidió ya no trabajar más para Lilo, él fue su publicista por casi dos años. La decisión tiene que ver con el padre de Lilo, no con ella. Good Luck!