Jessica Simpson está estresada por el reciente escándalo de su padre Joe Simpson y tal parece (dije PARECE) que la mujer empezó a comerse todo lo que encuentra a su paso… well, algo así. La cantante y ahora diseñadora de modas ha estado comiendo para calmar sus emociones luego que explotara un escándalo en torno a la sexualidad de su padre, dicen que el hombre es gay, incluso dos hombres han dado reportes y detalles íntimos de sus relaciones, pero papa Joe lo niega. En medio de todo esto está la pobre Jessica, quien está batallando con unos cuantos kilos que no se quieren ir, y como vocera de Weight Watchers you know… no es bueno. “La dieta de Jessica ha sido seriamente afectada desde que salieron las afirmaciones de que su padre es gay”, dijo una fuente a Radaronline. “Aunque ella no se ha desviado de la dieta, Jessica no está respetando las porciones y no está perdiendo tanto peso como debería.” what? Si el escándalo reventó hace poco… como es eso de que no está perdiendo tanto peso como debería? “Ella sabe que como vocera de Weight Watchers debe ser más disciplinada, pero sus emociones están descontroladas.” Se dice que Jess está sufriendo porque no acepta lo revelado sobre su padre, pero ella decidió apoyarlo sin importar su preferencia sexual. “Jessica no tenía idea de que su padre era gay, ni siquiera una pista”, dijo una fuente previamente al website. “Ella cree que tiene un buen radar gay, especialmente desde que muchos de sus amigos son gay, pero esto no se lo esperaba para nada.” Fue todo un shock, ella se siente terrible por su madre,  y su hermana Ashlee – según- no lo ha tomado muy bien que digamos. “Jessica ha estado tratando de procesar todo lentamente, pero tiene problemas para enfrentarlo. No puede entender como Joe estuvo casado con Tina por tanto tiempo, y no ayuda el hecho de que empieza a preguntarse que más en su vida fue una mentira.” “A pesar de todo eso, ella va a apoyar  su decisión. Después de todo, aún es su padre y Joe siempre ha estado allí para apoyarla siempre que lo ha necesitado … y no solo como su padre si no también como su mánager”.  Pobre Jessica si antes no podía con el entrenamiento y la dieta, imaginen ahora estresada con todo esto. Tenía que comer un gramo de lechuga, ahora con todo esto se come todo el súper… Good Luck!