Yeap… después de comportarse como angelitos en la oficina de correos, donde llevaron las cartas a Santa. Los hijos de Angelina y Brad, Maddox, 11, Pax, 8, Zahara, 7, Shiloh, y los gemelos, Vivienne, y Knox, 4… hicieron un bochinche. Resulta que – según Us, Brad llevó a sus seis hijos de visita a Springfield, Missouri, y los Brangelinos se volvieron bananas en Arris’ Pizza. “El sitio cerró por toda la noche y los niños hicieron todo un alboroto” dijo un insider de los Brangelinos. “Saltaron en las mesas e incluso se lanzaron comida!” Pitt y Jolie dejaron a sus nanas en casa y dejaron que los niños se “divirtieran ellos solos”, dice la fuente sobre la pareja que normalmente dividen su tiempo entre sus propiedades en Los Angeles y su residencia Miraval en Francia. “Brad y Angelina solo se sentaron allí y hablaron mientras los niños corrían por todo el sitio!”. LOL! Me da gracia que antes reportaron que los niños eran muy educados, se portaban bien y tal… ahora son los pequeños diablillos. Pequeños demonios!!! Bahahahaha… En los comentarios de Usmagazine, hay quienes critican el hecho de que Brad y Ange dejen a los niños comportarse tan mal en un sitio público… Que el dinero no compra la clase ni los modales… what? O sea! El sitio supuestamente cerró para ellos, ellos pagaron por estar allí y los niños solo estaban jugando entre ellos… lo de lanzarse comida jamás lo entendí, realmente no entiendo que hay de divertido en eso, (desperdician comida, pero tampoco ese es el tema) pero vamos, no le lanzaron comida a nadie, son solo niños y no había otras personas allí, no molestaron a nadie. Hay comentarios culpando a Angelina! Por todo lo pasado con Brad y tal… Sin embargo… No pude dejar de pensar que quizá la historia es BS! Y well… resulta que Gossip Cop realizó algunas investigaciones y el dueño de Arris’ Pizza, Tani Kremer les dijo que jamás habían cerrado el local para los hijos de Brangelina. Y lo mejor, dijo que la última vez que los Brangelinos estuvieron allí se comportaron muy bien, agregando que los niños tienen buenos modales y permanecieron sentados en sus sillas todo el tiempo. Sobre Angelina dijo que estuvo pendiente de ellos siempre, y si levantaban mucho la voz ella iba hasta ellos a calmarlos. Además, el dueño también dejó claro que ellos tienen tiempo que no visitan el local.  So, los Brangelinos no andan aterrorizando pizzerías ni comportándose como mocosos mimados rompiendo todo… They are cute babies! Porque si se comportan mal, Santa no les trae los regalos, right?