Bahahaha! Ahora resulta que Lindsay Lohan no va a rehabilitación si no le dejan tomar su Adderall, o en otras palabras… va a rehab si le dejan seguir tomando Adderall. Y hay que recordar que ella va a recibir tratamiento por abuso de sustancias (entre ellas, Adderall) y Alcohol. So… WTF? Según el reporte de TMZ, Linnocent ha tomado Adderall por años, ella cree que lo necesita para vivir. Este medicamento es para tratar déficit de atención, hiperactividad y otros desórdenes. Se comenta que Lilo fue firme – o le dejaban el Adderall  en el trato o ella veía sus posibilidades en el juicio. Las fuentes dicen que el abogado Mark Heller le aseguró que podría encontrar un centro de rehab que se acomodara a sus demandas. WTF? Again! O sea vas a rehab por alcoholismo pero allí te venden el alcohol.. omg. Pero Heller falló, porque no existe ningún centro de rehab cerrado que aloje a Linnocent y menos que le deje tomar el medicamento. It’s ironic, porque según cuentan cuando la Lohan estaba encarcelada en el 2010, un doctor le prescribía Adderall mientras estuvo tras las rejas, a pesar que su diagnóstico de déficit de atención estaba en duda. Mucha gente cree que el Adderall es el culpable de la caída de Lindsay.  So…  trainwreak …delightful downfall. Por cierto, ya hace dos semanas que la sentenciaron a 90 dias en rehab… y nada! No existe ningún centro de rehab que mantenga a sus pacientes allí encerrados hasta cumplir su tratamiento en New York. Ahora los fiscales están discutiendo que hacer con la chica, pero no han decidido nada. Las opciones son los centros normales de rehab (donde Lilo ha hecho lo que ella ha querido) y la cárcel. De hecho son 90 dias de cárcel que podrían ser cambiados a dias en rehab pero encerradita en el centro, nada de paseos. Anyways, ya veremos que pasa con la Lohan. Mentras tanto ella sigue bebiendo, fumando y aspirando todo lo que consigue a su paso… Life is good!

Lindsay Lohan en el photocall de John John en Rua Oscar Sao Paulo, Brasil
(28/03/13)