Lindsay Lohan debe ingresar a rehabilitación a más tardar el 2 de Mayo… Pero la chica aún no decide a donde ingresará. Se dijo que Lilo iria al Seafield center en Westhamton Beach (O sea!). Su abogado, Mark Heller, confirmó a PageSix que él y Linnocent todavía están comparando entre cinco centros de rehab en todo el país y decidirán esta semana en cual ingresará. “Lindsay conversará conmigo esta semana… y luego la decisión final la toma la corte”. Fuentes dicen que Lilo – quien ha estado de lo más happy en el Coachella festival en Palm Springs – está considerando ir a  la clínica Betty Ford cerca de Rancho Mirage – a recibir rehabilitación. La problemática actriz está preocupada – se dice – porque no la dejen tomar su Adderall mientras está en tratamiento y ha dicho que dejará rehabilitación si no le permiten tomar las pastillas. So, entonces irá a prisión!!? Pero su súper abogado dice que eso no es cierto. “Ella no ha demandado ningún tipo de requisito ni lo hará. Tampoco me ha ordenado que se le busque un centro donde le permitan usar ningún tipo de sustancia prescrita como Adderall. Ella debe ajustarse y cumplir con los requerimientos (del centro de rehabilitación).”  Ouuukeeey! Este es el mismo abogado que dijo que Lindsay quería ayudar a los niños y que un brujo le dijo que era un año exitoso para ella. Whatever!