Kylie Jenner es la portada de Cosmopolitan – Febrero 2015, la chica de la bocota “maquillada” según ella, discute como es crecer ante el ojo público, lidiar con los rumores, cirugías plásticas… whatever!

La hermana de Kendall Jenner, comenta lo mal que lo pasó cuando tenia entre 10 y 12 años, ser adolescente y tener que vivir con sus hermosas hermanas… yeap… ella dijo eso.

“Cuando tenia 10, 11, 12 la pasé muy mal con los medios. Durante tu adolescencia, las chicas están con sus compañeros en la escuela, entonces van a casa y no tienen que verlos ahí. Habían más haters con que lidiar… especialmente porque era más joven y mis hermanas eran tan hermosas y lo tenia todo ahí. Puedo tener mis momentos y decir que no quiero más esta vida, pero no lo cambiaría por el mundo. Lo bueno definitivamente vale lo malo.”

Kylie expresó como se sintió cuando sus padres anunciaron su separación mientras filmaban “Keeping up with the Kardashians”, ella no dijo nada en cámara pero se fue a su habitación a llorar. Pero dice que si ellos son felices ella también.

Sobre los rumores de cirugías plásticas, Kylie Jenner insiste en que su rostro ha cambiado con los años, porque ha crecido. O sea, la bocota que tiene ahora fue que le creció… NO ENTIENDEN!! Ademas se ayuda con maquillaje… sure!

“Ustedes chicos me han visto crecer desde que tengo 9. Mi rostro va a verse diferente. Ahora, sé como maquillarme, hacerme contour, y todo eso. No estoy en contra de las cirugías plásticas. Nunca diria no, pero no decidiría ahora mismo.”

Y para terminar este preview, porque si quieren la entrevista completa deben comprar la revista, la chica habla del códico de chicas Kardashian-Jenner… quitarse toda la ropa siempre? Nop, no ese. “Si un chico me hace algo, tendrá que verselas con seis chicas más.”

La portada está linda, Kylie se ve hermosa (si no fuese por esa bocota tan gross y exagerada… Geez!) Pero sin duda es una de las más hermosas de esa familia… la modelo no me parece tan especial… if you ask me. Kylie es hermosa lástima esa obsesión con ponerse la boca como si le hubiesen dado un golpe.

Kylie Jenner para Cosmopolitan magazine – febrero 2015