SAD! La hija de Whitney Houston, Bobbi Kristina Brown está en coma inducido, llena de tubos en una cama y la familia se pelea por ver quien obtiene más dinero. Yeap, algunos familiares han intentado pedir cash para dar información sobre el estado de la chica. See? Money baby, just money!

Algunos familiares han pedido cientos de dólares como pago, además de otros beneficios como servicios de auto y hotel, para realizar entrevistas con la prensa, así lo informó un insider a Us Weekly. Mmm… maybe este insider sea de la familia también…

Varios miembros de la familia Brown han hablado con la prensa desde que la chica de 21 años, única hija de Whitney Houston y Bobby Brown fue encontrada inconsciente en la bañera, el 31 de enero. Sus públicos comentarios a la prensa obligaron a Bobby Brown a emitir un comunicado, a través de su abogado,  criticando la información dada por los familiares sobre la condición de su hija.

“En este momento solicitamos a los medios dejen de hablar con personas no autorizadas de nuestra familia” dijo el abogado de Bobby, el pasado viernes 13 de febrero.

La integridad de los eventos que llevaron a la hospitalización de Bobbi Kristina deben permanecer intachable. Varios miembros de la familia han dado entrevistas a los medios, sin embargo, ninguno de ellos son visitantes aprobados para verla. Ninguno de ellos tiene información de primera mano sobre el tratamiento de Bobbi Kristina  y el staff de médicos del Emory University Hospital no se ha comunicado con ellos.”

Mientras tanto en el hospital, hay otra batalla entre los Browns y los Houstons – of course también por dinero. Mientras varios familiares de ambas familias, han estado reunidos en la unidad de cuidados intensivos del centro médico para rezar por Bobbi Kristina (Krissie para los familiares), el dinero se ha convertido en un “gran tema de conversación” – dice un insider.

VERY SAD! Esta historia está cada vez peor. El dinero es lo único que les importa, ya me imagino como se pelearan  y acusaran los unos a los otros.