La tensión entre los protagonistas de Castle era terrible, tanto, que Stana Katic (Beckett) lloraba en los camerinos. Sip, continúan los chismes sobre la salida de Stana de la serie y sus “supuestos” problemas con Nathan Fillion.

“Stana lloraba en el set porque Nathan era un bully con ella” dijo una fuente a Us. Otro insider comentó “Stana solía ir a su camerino y lloraba. A muchas personas que trabajan en el show no les agrada Nathan. No es solo a ella.”

La noticia de que Stana Katic deja la serie después de 8 temporadas imactó a los fans de Castle. La actriz de 37 años y Fillion, 45, han sido pareja en pantalla como Kate Beckett y Richard Castle desde el debut de la serie en 2009, pero a diferencia del show, en la vida real ellos “supuestamente” no se llevaban tan bien.

“La fricción era muy evidente” dijo el segundo insider. “Nathan ha sido bastante desagradable con Stana por largo tiempo. Stana era una profesional, ella solo quería llegar ahí y hacer su trabajo.” El representante de Katic dijo a Us, que ella no tuvo ningún problema con Fillion.

Katic aún no ha hablado sobre su salida de la serie Castle, pero agradeció a sus fans por el apoyo, via Twitter, este martes. Según Deadline, Stana deja la serie por problemas de presupuesto. Fillion no ha hablado sobre este supuesto problema entre ellos, pero habló de Katic y su personaje refriendose a este como uno de los mejores oficiales de policía de la televisión y le deseaba lo mejor.

So, ahora resulta que Nathan Fillion era el que fastidiaba a Stana, era un bully.  Antes dijeron que Stana era una de esas chicas que se creía que todos los hombres debían estar interesados en ella, y como Nathan no le prestaba atención entonces había rollo entre ellos.  Por ahí se comentó que Nathan estaba arreglando su pago por la próxima temporada y no le interesó discutir o intervenir por el pago de Stana, por eso la cadena decidió dejarla ir. Mmm…

Anyways, quien sabe, lo cierto es que esos rumores de que las estrellas de las series o pelis no se llevan siempre tienen algo de verdad. Es una lástima porque en pantalla eran la pareja perfecta, sin Beckett la serie jamás será igual.

Castle, Stana Katic lloraba en los camerinos