Jay Mohr y Nikki Cox se divorcian, el actor de 45 años solicitó el divorcio de Cox luego de 9 años de matrimonio.

El actor conocido por sus papeles en series como “Ghost Whisperer” y “Suburgatory” solicitó el divorcio este jueves, citando “diferencias irreconciliables”. Según el reporte, introdujo una petición de emergencia el miércoles para obtener la custodia completa de su hijo, Meredith Daniel, de 5 años. Sip, el nene tiene nombre de niña y ambos actores fueron muy criticados por eso. Pero ya saben como son las celebs, llamando a sus hijos con nombres “originales.”

Well, en los papeles de divorcio, Mohr alega que su esposa Nikki Cox, de 38 años, se automedica para lidiar con la depresión y él teme por la seguridad de su hijo. Geeez! En estos divorcios sale cada detalle…

La pareja tiene un prenup, y la audiencia ha sido pautada para el mes que viene. Pero hay un detallito… cuando le preguntaron a Jay sobre el divorcio, el hombre expresó algo completamente diferente a lo que se esperaba…

“Estamos muy casados, muy enamorados y eso es todo lo que hay” dijo Mohr a Pagesix este viernes.

WTF? Pide el divorcio pero cuando le preguntan dice que no, que estan muy casados y enamorados. Quien se automedica? LOL!

Mohr y Nikki Cox – conocida por la serie Las Vegas – se comprometieron el febrero 2006 y se casaron en diciembre del mismo año.

Pobre Nikki, tan hermosa que era antes de hacerse todo eso en el rostro, la chica se deformó la boca con tanta inyección, no la culpo por estar deprimida. Recuerdan cuando Jay se metió con Allysa Milano por su peso? Idiota! Allysa le mandó saludos a su hermosa esposa. LOL!