Rob Kardashian cuenta por que faltó a la boda de Kim y se convirtió en un recluso, en la nueva edición de People.

Rob finalmente habló sobre lo sucedido en una entrevista para People. El reality star y su novia embarazada, Blac Chyna, hablan sobre el nacimiento de su primer baby juntos, reparar la relación con las Kardashians-Jenners y lidiar con su aumento de peso.

El Kardashian habló exclusivamente con la revista sobre como fue su vida durante esos casi dos años que vivió lejos del ojo público, y sobre la decisión de no asistir a la boda de su hermana Kim con Kanye West en 2014.

Rob viajó a París con su familia a la boda de Kim y Kanye, pero al final decidió no asistir a la cena de ensayo en el Versalles ni a la boda.

“Estaba probándome el traje en París la noche anterior a la boda y simplemente no estaba cómodo. Mido 1.85 m y muy probablemente pesaba unos 136 kilos (300 lbs).”

“Habían cámaras en el aeropuerto en nuestro viaje allí y estaba tan infeliz con la persona que vi en las fotos. Estoy molesto porque me perdí la boda de mi hermana pero fue una decisión personal.”

Recuerdan como reportaron que Kim no quería a Rob en las fotos porque se veía muy gordo? Pobrecito, no imagino como pudo sentirse, su propia familia lo despreciaba.

En los meses siguientes, Rob se escondió y vivió encerrado, lejos de las cámaras de Keeping Up With The Kardashians.

“Simplemente no quería cámaras siguiéndome, asi que me aseguré de estar lejos de todo eso. Soy muy bueno desapareciendo.”

Y así lo hizo, Rob no asistió ni a cumpleaños ni a fiestas navideñas con su familia. Y dice que su hermana Khloe siempre le dice que debe adelgazar, claro, ella trabajó duro y se pagó  ganó cada curva.

“No estaba feliz conmigo mismo así que no quería que mi familia me viera de esa manera. [Khloe y yo] no nos ponemos de acuerdo con eso. Ella es todo “tu mejor venganza es tu cuerpo’, y yo estoy tratando de encontrar la felicidad a mi manera.”

Rob sabe que lastimó a mucha gente pero promete no volver a caer en ese estado de nuevo.

“La manera como lidié con mis problemas tal vez no fue la mejor, pero nadie puede hacerme feliz excepto yo. Ahora quiero ver a mi familia cada vez que puedo. Nunca se sabe que va a pasar mañana, y no quiero hacerle eso a mi madre.”

“Definitivamente hubo dias oscuros para mi, y aún no me siento feliz de verme en el espejo. Pero estoy trabajando en esa dirección. Y soy feliz.”

En la portada pueden ver a Rob muy sonriente con su prometida embarazada, Blac Chyna. Hay varias fotos de la pareja posando feliz y sonriente, una de ellas están en la cocina, Blac sentada en el mesón… le da de comer ensalada de frutas a Rob. HA! Como si no supiéramos que lo que comen es Cheetos! Esa mesa estaba reforzada con hierro y columnas de mármol. Ok, hablando en serio, espero que esto sea real y Rob de verdad se sienta feliz, porque pareciera que Chyna tramó todo para vengarse de las hermanas.

Anyways, supongo que le dedicaron la revista entera a Rob y a Chyna porque supuestamente esto es un preview. LOL!

Rob Kardashian y Blac Chyna para People magazine