Chris Pratt aparece en la portada de Vanity Fair sin camiseta y dice que le debe su fama a los cupones y a Dios. El actor de Passengers dijo que no siempre fue considerado un galán y que le negaron papeles por ser gordo.

Pratt de 37 años, reveló que casi perdió su papel del jugador del Oackland Athletics, Scott Hatteberg en la película del 2011, ‘Moneyball’ por su peso.

“Esa fue la primera vez que escuché decir a alguien, ‘No te vamos a contratar – eres muy gordo” dijo Chris a Vanity Fair. “Así que decidí perder peso, haciendo lucha. No pude pagar un entrenador, asi que corrí e hice una dieta crash, y dejé de beber alcohol.”

Chris dijo que al crecer, antes de tener su carrera en Hollywood, su hermano mayor, Cully, lo inspiró a convertirse en actor.

“Él era el mejor hermano mayor que alguien puede tener – me apoyó mucho y siempre me ayudó, me amó y me cuidó. Pasamos toda nuestra niñez, ocho horas al dia, luchando. una navidad, él tuvo una obra, un musical, y cantó, y dejó a todos asombrados. Mi mamá estaba llorando, y yo me quedé, ‘eso es lo que quiero hacer.”

Sin embargo, el camino para el estrellato no fue fácil para el actor.

“Estuve vendiendo cupones para cosas como cambios de aceite o viajes a spas. era bueno en eso,” dijo Pratt a VF. “Por eso creo en Dios y en lo divino. Siento que fue perfectamente planeado. La gente habla sobre el rechazo en Hollywood, y me quedo como, “Estas loco. Tuviste alguna vez a alguien agresivo contigo en una audición?”

El actor nativo de Minessota también trabajó en “Bubba Gump Shrimp en Maui, Hawaii, y vivió en una van. Eventualmente logró su papel en “Everwood” de WB, y en la serie “Parks and Recreation” de la NBC, antes de protagonizar las exitosas películas “Guardianes de la Galaxia” y “Jurassic World”.

“Una vez sabes de audiciones, aprendes a audicionar antes de que digan ‘acción!’ Entras a la habitación como el personaje. Le dejas pensar que la persona que eres es casi el personaje que quieren. Les haces pensar que tú ya eres esa persona.”

NICE!

Chris Pratt le debe su fama a cupones y Dios [Vanity Fair]

Chris Pratt en la portada de Vanity Fair, Febrero 2017

us

Chris Pratt le debe su fama a cupones y Dios [Vanity Fair]

Chris Pratt está casado con la actriz de ‘Moms’, Anna Faris y tienen un hijo juntos. Recuerdan el rollo del perrito adoptado perdido? Well, pagaron la multa y jamás buscaron al perro. Qué lindas personas, right? Y hablando de él, hubo un chisme que decía que Chris Pratt había sido infiel a su esposa Anna con Jennifer Lawrence , su co estrella en “Passengers”.

Well, Faris habló de esto y dijo que estaba devastada por los rumores (no ciertos, según) y que tienen una increíble relación. Lo funny es que Anna admitió que ella creía los rumores de infidelidad que leía en los tabloides de las demás celebs, porque no eran parte de su vida. Pero la actriz no dejó que esos rumores la derrumbaran y expresó estar muy enamorada y feliz de estar con un hombre que valora la familia. Oh, well… ella estuvo con Chris cuando era gordo y desconocido… la famosa era ella… Good Luck!

Chris Pratt le debe su fama a cupones y Dios [Vanity Fair]