Carrie Fisher murió por apnea del sueño y una combinación de otras causas, así lo declaró el forense de la ciudad de Los Ángeles este viernes.

Según el forense, la actriz de Star Wars, que murió el pasado diciembre a los 60 años, mostró signos de haber tomado muchas drogas, aún así los oficiales no pudieron determinar si estas contribuyeron a su muerte. Carrie también tenia las arterias obstruidas.

El forense dijo que la manera como murió Fisher podría ser declara como indeterminada.

En un comunicado a la AP, el hermano de la actriz, Todd Fisher dijo que no se sorprendía del hallazgo. No era nada nuevo saber que Carrie tomaba drogas. Tampoco que su salud se viese afectada por eso.

La inolvidable Princesa Leia, Carrie Fisher batalló con la adicción a las drogas y enfermedades mentales por muchos años. En sus libros y presentaciones en vivo, ella hablaba abiertamente sobre eso, fumar marihuana a los 13, usar LSD a los 21 y ser diagnosticada bipolar a los 24.

Luego que surgieron los resultados forenses, su hija, Billie Lourd dijo en un comunicado a CNN, que su madre había luchado con las drogas y la enfermedad mental toda su vida.

“Ella al final murió por eso. Ella fue deliberadamente abierta en todo su trabajo sobre los estigmas sociales que rodean a estas enfermedades… Conozco a mi mamá, ella quisiera que su muerte anime a la gente a ser honestos sobre sus problemas. Que busquen ayuda, peleen con el gobierno y los financiamientos a los programas de salud mental. La vergüenza y esos estigmas sociales son los enemigos del progreso a la soluciones, y finalmente, a la cura. Love you Momby.

Un dia después de la muerte de Carrie, su madre, la icono del cine, Debbie Reynolds murió a la edad de 84 años.

Carrie Fisher murió por apnea del sueño y otras causas