Ok, ahora van por Jessica Simpson.  Con un enorme contrato con Weight Watchers, todo el mundo tiene sus ojos encima…