Caitlyn Jenner posó para Sport Illustrated con la medalla olímpica que ganó como Bruce Jenner. Esta es la celebración de los 40 años de su triunfo en el decatlón en los juegos olímpicos de verano de 1976, donde también fue portada de la publicación. “Caitlyn Jenner como la conoces ahora, Bruce Jenner como nunca lo conociste entonces.”

En la actualidad Jenner, de 66 años, mantiene esa medalla olímpica guardada y no la saca muy a menudo.

“Fue grandioso para los chicos mostrarla en la escuela” dijo a la revista.

 

“El decatlón fue la perfecta distracción” – expresó sobre su malestar de género en el momento. “Los deportes. No es la vida real. Vas allí, trabajas duro, entrenas tan duro, ganas los Juegos. Estoy muy orgullosa de esa arte de mi vida. Y no es que quiero eliminar esa parte. Es parte de lo que soy. Con lo que estoy lidiando ahora, esto es sobre quien eres como ser humano. Qué hice por el mundo en 1976, además de hacer que algunas personas se ejercitaran un poco más? No hice una diferencia en el mundo.”

La mañana luego de ganar el decatlón, Jenner – en ese momento Bruce Jenner – se paró frente al espejo en el hotel de Montreal y recuerda que dijo:

“Dije muy alto, ‘Que caraj* voy a hacer ahora?'”. Hace 40 años, Jenner odiaba ver su cuerpo varonil y estaba considerando constantemente la cirugía plástica.

“Me asqueaba. Era grande, grueso y masculino. El resto del mundo creia que era este cuerpo tipo dios griego. Lo odiaba. Pero fue lo que me dieron, así que solo traté de hacer lo mejor con el.”

Jenner reveló que pensó en hacer su transición a los 40 años (que seria en 1989), pero no era el momento preciso.

“La pequeña Caitlyn ha estado ahí desde que era así de grande” dice Jenner mostrando una estatura desde el suelo. “A veces asomaba su linda cabecita más que otras. Era una mujer por dentro, pero no era un hombre afeminado. Asó que me pude esconder fácilmente en el mundo de los hombres. Mi vida era una distracción tras distracción. Ser un hombre macho fue una manera de tratar de convencerme a mi mismo que la mujer que vivía dentro de mi realmente no vivía dentro de mi. Obviamente, esto no funcionó.”

Sin embargo, aunque su vida ya no es igual, algunas cosas están idénticas. “Porque sea mujer ahora no me hace de repente liberal” dijo Cait de su apoyo a Donald Trump y su promesa de nunca votar por Hilary Clinton.

Su punto de vista político conservador es solo un ejemplo de como Jenner acepta su vida antes de la transición.

“Amo a Bruce. Aún lo amo hoy en dia. Me gusta lo que él hizo y la manera que fue ejemplo de trabajo duro y dedicación. Estoy orgullosa de esa parte de mi vida. Pero esta mujer estuvo viviendo dentro de mi, toda mi vida, y llegué al punto en que tenia que dejarla vivir y poner a Bruce adentro. Y soy más feliz, estos 12 meses, que lo que he sido en toda mi vida.”

Pese a que Jenner hizo su transición en el ojo público, apareciendo como Cait en la portada de Vanity Fair el verano pasado, ella se niega a discutir si tiene planes de hacerse la cirugía de re-asignación de sexo.

“No es asunto de nadie si quiero hacerle eso a mi cuerpo” – dijo.

Desde que Caitlyn Jenner salió al mundo ha sido honrada en los Glamour Women of the year 2015, fue nombrada la persona más fascinante del 2015 por Barbara Walters, ha estado en la lista de las mujeres mejor vestidas de Vogue, y recibió el “Arthur Ashe Courage Award” premio al coraje en los ESPYS 2015, premio que fue duramente criticado por el público.

Well, bien por ella si ahora se siente libre y feliz. Aún me extraña eso de que se sienta mujer pero quiera tener sus joyas masculinas…  supongo que es algo que solo ella sabe y no debe ser algo fácil de hacer o afrontar.  Queda confirmado que Bruce quería ser Bruna desde hace mucho años atrás, no fue algo que “descubrió de pronto y lo ocultó” como dijo Kris Jenner. Anyway, al menos no salió desnuda con la bandera encima como habían reportado. Thank you!

Caitlyn Jenner en Sports Illustrated

Caitlyn Jenner en la portada de Sports Illustrated

us

Caitlyn Jenner en Sports Illustrated