Miley Cyrus fue reconocida este martes en el 6to evento anual amfAR Inspiration Gala celebrado en New York por su trabajo contra el SIDA. El animador de talk show Andy Cohen también fue reconocido en esta gala.

La cantante de 22 años es una firme defensora de la comunidad LGBTQ y ha revelado que ha tenido relaciones con hombres y mujeres.

Cyrus también ha lanzado una nueva campaña en Instagram donde publica fotos de personas en todo el espectro de género. Ella marca las fotos con el hashtag #InstaPride.

Miley asistió al evento con el fotógrafo, poeta y ex concursante de “The Glee Project”, Tyler Ford. Ella publicó una foto de Ford en Instagram antes del evento diciendo: “Tyler es un ‘queer’, birracial, persona ‘agender’, cuyos pronombres son ellos/ellas/ellos.” Una persona ‘agender’ es que no tiene género. Y un queer es un mari… posón.

amfAR es una organización sin fines de lucro dedicada a apoyar las investigaciones del SIDA y la prevención y educación del VIH.

Miley Cyrus y Tyler Ford en la red carpet del amfAR Inspiration Gala
yahoo!


Miley  Cyrus también tuvo una entrevista con Time, donde habló sobre los estereotipos de género. En la entrevista la chica habla de sus relaciones pasadas, sus inseguridades y su nuevo rol como firme defensora de la gente en el espectro de género. Miley no se identifica como niña o niño, ni como “fluido de género”. Aunque esta ultima es donde está por ahora, dice la revista.

“Solo soy igual. Soy solo partes iguales. No tiene nada que ver con ninguna parte de mi o como me vista o como me vea. Es literalmente como me siento. La gente trata de hacer de cada uno algo. Tú puedes ser lo que quieras ser.”

Una vez más Miley está promocionando su Happy Hippie Foundation en esta entrevista. Sobre su fundación dice que es sobre aceptación. Expresa que las criticas estarán ahí y que siempre debes decir tu verdad. Miley reveló que ha tenido relaciones con hombres y mujeres en el pasado y que en el futuro quizá tenga un esposo o esposa o sea madre soltera porque lo quiere ser. Reflexiona en cuan poco satisfactorios fueron sus pasados romances, especialmente por las expectativas de como deben actuar los hombres y las mujeres.

Con los chicos dice que había una “extra energía de macho” que no le gustaba, porque le hacia sentir que ella debía ser una mujer robot, cosa que no es. Y si estaba con una chica, se sentía como que debía protegerla, y necesitaba esa energía de macho, pero tampoco se sentía bien con eso. So, vino y contó una historia de como en San Valentin con su cita masculina rompió a llorar observando a las parejas heterosexuales a su alrededor, como los hombres ignoraban sus mujeres.

“Todas las mujeres en el restaurante estaban con estos viejos y gordos hombres que solo se dejaban llevar. Ellos eran solo bastardos borrachos. Y entonces las mujeres estaban sentadas ahí, solo tratando de lucir bien. Y ellos las ignoraban todo el tiempo. Y pensé. “No viviré así. Si terminó en una relación heterosexual, está bien – pero no voy a estar con malditos cerdos que ven p*rno, haciendo sentir a sus mujeres feas.”

Welp. La entrevista completa (en inglés) en Time.