Reese Witherspoon fue fotografiada luego del accidente que sufrió la semana pasada. Todavía un ojo morado y una bandita en su frente. Reese fue arrollada por una Sra. de 84 años mientras trotaba en Santa Monica y la señora no frenó cuando la actriz cruzaba la calle. La ganadora del Oscar estuvo paseando en L.A y los paps no se aguantaron y le fotografiaron. Pese al tremendo ojo morado ella sonríe y se ve bien. Luego del accidente Reese fue hospitalizada, y más tarde dada de alta tras verificar que había sufrido solo heridas menores. Menores?  Ouch!

Reese Witherspoon quedó con heridas en su frente y un ojo morado luego del accidente

Fame Pictures