Here we go again! Jessica Simpson a veces empieza a llorar porque está estresada de tener que perder mucho peso en poco tiempo. Algo así es lo que afirma el nuevo reporte sobre Jess, resulta que tiene que perder 50 lbs (unos 22 kg) en cinco meses para la campaña de Weight Watchers. Jess tuvo a su bebita, Maxwell Drew el 1ro de Mayo, y dijo que estaba determinada a perder todo el peso del embarazo… ahora se reveló que la cantante/empresaria de 31 años está bajo un régimen estricto para perder todo ese peso para la campaña de Weight Watchers por la cual recibirá $4 millones por alcanzar la meta de pesar 130 lbs (unos 59 kg). Geeez… por $4 millones de dolaretos…

Simpson debe perder unos 22 kilos en cinco meses, pero según InTouch magazine, algunos amigos dicen que Jessica está sintiéndose estresada y abrumada. “Está muy sensible, no quiere ir al gym. No quiere dejar a su bebita. Y a veces empieza a llorar. Es duro para ella”, dice un amigo a la publicación. Fuentes dicen al tabloide que la cantabnte quien supuestamente se reportó pesaba unos 210 pounds durante su embarazo (unos 95 kg) está físicamente exhausta. “Está agotada con el nuevo bebé. Ella y Eric está siempre despiertos con Maxi (Maxwell) toda la noche”. [Jess] se molesta, dice su amigo. Quiere su cuerpo de vuelta, pero es muy difícil”. También Jessica ha dejado de lado la comida chatarra por una dieta sana, pero ocasionalmente come un trozo de pizza. Jessica ha sido fotografiada entrado al gym en Los Angeles y tiene como entrenador a Harley Pasternak para que le ayude a ponerse en forma. Well, Jessica debió quedarse tranquila y esperar un poco, recien acaba de tener a su bebita, no entiendo el apuro en ponerse en forma, y firmar un contrato. Obviamente puede ir a ejercitarse, pero tener un peso encima un contrato es super estresante, a lo mejor solo quiere quedarse en casa a disfrutar de su bebita… no entiendo a estas celebs. Que alguien le mande la dieta de Beyonce y el número del entrenador, a ver si pierde los kilos rápido… yeah sure!

Jessica Simpson se siente triste y abrumada por tener que perder tanto peso

Más chismes!