Se dice que Meghan Markle está tratando de limpiar su dañada imagen tras lo que una fuente dijo a The Post fue “el verano del infierno” – incluyendo molestar al público por viajar en un jet privado y hacer renovaciones en su casa por unos $4 millones de dólares. La Duquesa de Sussex está usando su gira con el Príncipe Harry en Sudáfrica para que el público cambien su opinión de ella.

Meghan Markle limpia su dañada imagen

Supuestamente, ha sido una elaborada campaña, con los Duques de Sussex sentados en el suelo con madres, abrazando niños pobres, vistiendo ropas viejas – incluso dejando su anillo de compromiso de $140 mil dólares en casa.

Fuentes dijeron a The Post que a Meghan le aconsejaron sus amigos cercanos que arreglara su imagen, entre ellos su amigo Keleigh Thomas Morgan y otros en el Sunshine Sachs, una firma de LA conocida por manejar crisis en las celebridades. De acuerdo a Pagexix:

“Meghan sabía que necesitaba ayuda, por lo que ella buscó a un pequeño grupo de personas de confianza, incluyendo Keleigh” – dijo una fuente cercana a Meghan.

“Ella tiene un par de amigas en UK que saben mucho de los medios británicos.”

Sunshine Sachs dijo a The Post que ellos fueron contratados solo para ayudar a la Fundación de caridad de Harry y Meghan, Sussex Foundation.

Quizá lo más importante en términos de dar al público lo que ellos quieren, es que Meghan y Harry finalmente permitieron que su hijo Archie fuese cándidamente fotografiado. Anteriormente ellos habían publicado fotos formales y fueron acusados de “esconder” al baby.

HA! La gente ridícula diciendo que el baby seguro ni se parecía a Harry, que era de color, que era feo y por eso lo escondían… omg! It’s such a cute baby!

La cuenta de Instagram de Sussex Royal publicó un vídeo de la familia caminando a ver al arzobispo Desmond Tutu, mientras Harry le hablaba a su bebé.

Durante su primera gira real – de Australia, New Zealand, Fidji y Tonga , hace un año, Meghan llevó prendas lujosas de Stella McCartney y Oscar De La Renta.

Esta vez Markle usó una chaqueta de jean de Madewell – que cuesta unos $100 dólares – y vestidos de Veronica Beard y Martin Grant, ambos usados mientras estuvo embarazada. Ella también envió un mensaje eco-friendly usando marcas que practican las sustentabilidad.

Meghan Markle limpia su dañada imagen

No solo la Duquesa mostró su lado compasivo abrazando y bailando con los locales, ella visitó un monumento a un estudiante Sudafricano como un “gesto personal” después de “seguir su historia”, dijo un vocero del palacio de Buckingham. Ella y Harry también usaron unos brazaletes de justicia que honra a The Justice Desk, una iniciativa sin fines de lucro que apoya el empoderamiento femenino.

El viaje hasta ahora ha sido toda una clase maestra, recordándole al una vez adorable público por que ellos se enamoraron de Meghan en primer lugar.

Well, así es como Meghan Markle está limpiando su dañada imagen. Qué opinan Farandulistas?

Meghan Markle limpia su dañada imagen