Sam Asghari no le ha pedido matrimonio a Britney. Pese a que ella habla de querer casarse y tener hijos, su novio nunca le ha propuesto matrimonio.

Sam Ashghari no le ha pedido matrimonio a Britney

TMZ reporta que pese a que Britney dice que ella desea casarse y que su conservatorship no se lo permite, su novio Sam Asghari - quien ha dicho que desea casarse con ella y tener un hijo - nunca le ha pedido matrimonio ni se han comprometido.

Fuentes cercanas dijeron al website que el novio de Britney Spears desde hace 4 años, Sam Asghari, no le ha pedido matrimonio a la pop star ni siquiera lo ha intentado, sin embargo, señalan que ellos han hablado de eso, pero nunca lo han formalizado.

La semana pasada Britney y Sam se fueron de viaje a Maui, luego de la declaración de Spears a la juez de su tutela, esta escapada romántica - según el website – muchos fans esperaban fuese la oportunidad de un compromiso.

Pero las fuentes dicen que Sam no le propuso matrimonio en Maui a Britney, ellos ya están de regreso en Los Ángeles.

Como ya se reportó, los tutores de Britney, su padre y Jodi Montgomery dijeron que ella no tiene restricción en relación a casarse o tener hijos, a pesar de que Britney en su declaración dice lo contrario. De hecho, sus tutores no tienen autoridad legal de prohibirle hacerlo.

Dicen que es curioso que Britney hable de casarse, al igual que Sam y que no estén comprometidos.

Hablando del caso, People tiene un reporte sobre la mamá de Britney, Lynn Spears tiene sentimientos encontrados sobre la conservatorship de su hija.

“Es mucho dolor, muchas preocupaciones” - dijo Lynne Spears a Ronnan Farrow y Jia Tolentino para un reciente reporte de The New Yorker.

En el artículo de The New Yorker, publicado el sábado, Lynne de 66 años dijo a los reporteros Farrow y Tolentino en junio que ella tenía preocupaciones sobre la situación actual de su hija, quien está bajo una conservatorshio co-manejada por su padre Jamie Spears.

Según el reporte, Lynne habló susurrando por teléfono, mientras se negó a dar respuesta a preguntas detalladas del caso. Lynne también se disculpó, señalando que si otro miembro de la familia saliera y la encontrara hablando por teléfono, ella tendría que colgar la llamada.

“Tengo sentimientos encontrados sobre todo” dijo Lynne a Farrow de 33 años, y Tolentino de 22 años, “No sé qué pensar... Es mucho dolor, mucha preocupación.”

De acuerdo a People, Lynne está del lado de su hija. Mientras Lynne ha estado desligada de la conservatorship de su Britney a lo largo de los años, ella recientemente decidió hacer algo luego que Britney rogó por ayuda, dijo una fuente.

“Lynne siente que hay muchas preocupaciones con la conservatorship” dice la fuente. “Ella siente que Jamie no ha sido transparente con ella y está ayudando a Britney lo más que ella puede.”

En el reporte de The New Yorker se reveló que Britney llamó al 911 la noche antes de su declaración a la jueza de su caso, la llamada fue confirmada por el Condado de Ventura. Britney llamó para reportarse como víctima de abuso en su conservatorship. También entrevistaron a Sam Lufti, ese que decía que era su mánager cuando el breakdown. Britney tiene una orden de restricción contra él por 5 años.

El reporte de The New Yorker es larguísimo, es como un resumen de todo lo que le ha pasado a Britney hasta ahora, lo pueden leer aquí.

Pagesix reporta que una amiga de la familia cuenta como Papa Spears la llamaba “gorda”, “p*ta” y “mala madre” poco después que comenzó la tutela. Esta amiga, Jacqueline Butcher contó como Jamie Spears le decía a Britney que estaba gorda, la ponía a dieta y con un entrenador para que se pusiera en forma, y le decía que solo vería a sus hijos si obedecía las ordenes, y que Mama Spears, o sea Lynne, solo le decía a Britney, “Obedece a papi y te dejaran salir”. Lynne accedió a la tutela porque pensó que solo serían unos meses, y estaba feliz que Jamie fuera el encargado porque así Britney tendría resentimientos contra él, no contra ella.

TMZ también reportó que Britney no fue obligada a hacer el tour Europeo de 2018 como ella dijo. Según Britney, ella fue forzada a hacer el tour de 2018, ella dijo en su declaración que su manager le dijo que si no hacia el tour su misma gente la podía demandar, que buscara un abogado. Le dieron un papel luego que bajó del escenario en Las Vegas y le dijo que lo tenía que firmar y ella lo firmó.

Well, según la gente involucrada con la gira de 2018, Britney fue la que pidió hacer el tour porque cuando estaba en su residencia de Las Vegas, “Pieces Of Me” se dio cuenta que estaría sin hacer nada por casi un año. Ella pidió a su gente que le buscara algo que hacer para no estar aburrida, estaba super emocionada cuando su equipo le sugirió el Tour Europeo, según el reporte, hay mensajes de texto de diciembre, 2017, donde el equipo de Britney y ella hablan de esto, le dan el recorrido y los detalles y ella dice estar muy emocionada de hacerlo. Pero luego, cuando Britney estaba en pleno tour “ella simplemente ya no quería estar allí, y buscaba cualquier excusa para dejar la gira, ese es el momento que ella inventa la historia de que fue forzada.”

Las fuentes dicen que la conservatorship cambió los protocolos porque Britney accede a hacer las cosas pero cuando llega el momento de hacerlas, ella niega haber dicho que las iba a hacer, así que por eso tiene que firmar documentos con sus obligaciones profesionales, para poder recordarle que ella accedió a hacerlas.

Se dice que la gente en la conservatorship discutirá las muchas acusaciones de Britney, entre ellas no poder casarse, tener hijos, que le nieguen ver a sus hijos, no saber que podía finalizar la tutela, entre otras.

Y eso es lo de Britney hasta ahora.