Kim Kardashian posó para GQ magazine en su edición de “Love, Sex and Madness”. Esta es la primera portada de Kim para GQ y digamos que es más de lo mismo que muestra siempre en las redes sociales.

Dicen que esta sesión a cargo de Mert Alas and Marcus Piggott es más elegante a lo que Kim está acostumbrada. Obviously, Kim sale con su dosis de photoshop, aún cuando “supuestamente” ya logró el peso que tenía antes de sus babies.

“Kanye podrá ser el genio artístico de la familia, pero Kim es la presidenta” – dijo Caity Weaver, quien entrevistó a Kim para la revista.

Kim dijo en su Instagram que era un sueño hecho realidad. La portada de esta edición con la KK está siendo promocionada con a frase y el hashtag “Welcome to #UnitedStateofKimerica”. Hay un vídeo tras cámaras no apto para el trabajo NSFW en GQ.

Well, el sueño de Kim se cumplió, bajó todos los kilos de sus babies y ahora posó para GQ fotografiada por Mert Alas y Macus Piggott. Por cierto, Kim ahora pesa 59 kilos, y dijo a People que perdió unos 27 kilos, gracias a la Dieta Atkins, que aún le falta el trasero y las caderas. HA!

Más chismes!